Desde MSF solicitan que exista una reserva de dosis para inmunizar a poblaciones que hoy no están contempladas.

Desde MSF solicitan que exista una reserva de dosis para inmunizar a poblaciones que hoy no estn contempladas.

Patentes, acceso desigual según el poder adquisitivo de los países y falta de respaldo a acuerdos multilaterales son algunas de las barreras actuales que atentarán contra la inmunización mundial contra el coronavirus, advirtió la experta en epidemias de Médicos Sin Fronteras (MSF), Carolina Nanclares, quien advirtió que “las vacunas deben estar a precios de costo, no se deben hacer negocios con la pandemia”.

Esta médica argentina forma parte de la ONG desde 2006, trabajó en la unidad de emergencias humanitarias y ahora es responsable de enfermedades tropicales, todos puestos que la llevaron a estar en la primera línea del combate contra el ébola, malaria, cólera, sarampión y meningitis en varios países africanos.

“La aparición de vacunas contra la Covid-19 que parecieran tener buen perfil de seguridad y eficacia es una buena noticia, pero hay mucha información basada en comunicados de prensa y falta transparencia de la industria farmacéutica en cuanto a datos clínicos y presentación de resultados en revistas y plataformas que puedan ser evaluadas por científicos”, indicó en una entrevista con Télam.

La OMS ratificó que durante el primer trimestre de 2021 comenzará una primera fase de distribución a países más pobres

“Por otro lado, tenemos que asegurar que el acceso a estas vacunas no esté determinado por los acuerdos que firmaron los países de mayor poder adquisitivo con las farmacéuticas y que dejan a mucha gente de lado”, agregó.

En ese sentido, un estudio reciente realizado por varias organizaciones humanitarias, entre ellas Amnistía Internacional y Oxfam, denunció que los países ricos, que representan sólo el 14% de la población mundial, compraron cerca del 53% de las vacunas más avanzadas hasta la fecha.

Existen casos como el de Canadá que adquirió dosis como para inmunizar cinco veces a cada uno de sus habitantes y, ante las críticas, el primer ministro Justin Trudeau, adelantó: “Si tenemos más de las necesarias, las compartiremos con el mundo”.

Carolina Nanclares

Carolina Nanclares

Nanclares apuntó contra esta distribución basada en acuerdos bilaterales entre Gobiernos y laboratorios y recordó que existe una plataforma llamada Covax, coordinada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras asociaciones y de la cual Argentina participa, que busca un acceso “más justo y equitativo” al asegurar que 2.000 millones de dosis se puedan distribuir equitativamente para finales de 2021.

“Está en marcha como mecanismo, pero todavía no están los fondos asegurados para que esto se lleve a cabo. El riesgo ahora es que los países que tienen mayor capacidad adquisitiva se encuentren fuera de la distribución o que se haga de una forma más tardía”, apuntó la médica ante la decisión de varios de las naciones llamadas centrales, como Estados Unidos, de no aportar a esta plataforma.

Pese a esa falta de respaldo, la OMS ratificó que durante el primer trimestre de 2021 comenzará una primera fase de distribución a países más pobres.

Desde MSF solicitan además que exista una reserva de dosis para situaciones humanitarias que permita inmunizar a poblaciones que hoy no están contempladas, como los desplazados forzosos, en zona de conflicto o que viven en áreas donde no existe un actor gubernamental, como aquellos en los que el poder real lo tienen grupos rebeldes o separatistas, por ejemplo.

Otra barrera a la inmunización mundial son los precios que deben pagar los países, que varían según los contratos, y van desde los 4 dólares por dosis en el caso de la desarrollada por AstraZeneca y Oxford, la única que se comprometió a venderlas al costo, y la de Moderna que sale hasta 37 dólares, con cifras intermedias como los cerca de 20 dólares que sale la de Pfizer-BioNTech.

“Es obligación exigir a las farmacéuticas que no haya patentes, sino una propiedad intelectual abierta y con tecnologías compartidas”

La mayor parte de la inversión para la investigación y desarrollo de estas vacunas provino de fondos públicos.

La mayor parte de la inversin para la investigacin y desarrollo de estas vacunas provino de fondos pblicos.

Por más que se las conozca por el nombre de la farmacéutica, la mayor parte de la inversión para la investigación y desarrollo de estas vacunas provino de fondos públicos.

“Ahora estos países tienen el deber de exigir a la industria farmacéutica transparencia para determinar un costo justo: este no es un momento de hacer negocios con la pandemia y estas vacunas deben estar a precios de costo”, indicó Nanclares.

En ese contexto, la médica afirmó que “es obligación exigir a las farmacéuticas que no haya patentes, sino una propiedad intelectual abierta y con tecnologías compartidas”, cuestión esencial para multiplicar los centros de fabricación y sortear desafíos logísticos, como los de la cadena de frío que requieren algunas de las vacunas.

India y Sudáfrica presentaron en la Organización Mundial del Comercio (OMC) una propuesta para la exención de derechos intelectuales de las vacunas que permita hacerlas más accesibles a los países de menores recursos.

La iniciativa, que facilitaría intercambiar conocimientos y multiplicar con rapidez los sitios de fabricación de productos médicos urgentes contra la pandemia, fue apoyada por un centenar de países pero fracasa por el rechazo de Japón, Estados Unidos y la Unión Europea, sedes de muchas de las empresas que se benefician económicamente con la venta de vacunas.

La OMS ratificó que durante el primer trimestre de 2021 comenzará una primera fase de distribución a países más pobres.

La OMS ratific que durante el primer trimestre de 2021 comenzar una primera fase de distribucin a pases ms pobres.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202012/539049-medicos-sin-fronteras-barreras-que-atentaran-contra-la-inmunizacion-mundial-contra-el-coronavirus.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *