Asume el Congreso que acompañará la gestión de Joe Biden.

Asume el Congreso que acompaar la gestin de Joe Biden.

El nuevo Congreso electo en noviembre asume este domingo en Estados Unidos en el inicio de una semana marcada por la tensión generada por un grupo de legisladores republicanos que intentarán en minoría boicotear la proclamación de la victoria presidencial del demócrata Joe Biden en una sesión conjunta el miércoles y por los dos balotajes del martes que definirán quien controlará el Senado.

La ceremonia de este domingo es la única en la que no se espera ninguna sorpresa: asumirán sus bancas los congresistas y senadores electos en las elecciones generales de 3 de noviembre y, al menos en el caso de la cámara baja, donde la mayoría demócrata ya es clara, se estima que Nancy Pelosi será reelecta como la titular del pleno.

Nancy Pelosi podría ser reelecta como presidenta de la Cámara de Representantes.

Nancy Pelosi podra ser reelecta como presidenta de la Cmara de Representantes.

La mayoría del Senado, en cambio, aún es incierto.

Los republicanos perdieron terreno en las elecciones, pero mucho menos de lo que pronosticaban las encuestas y ahora la composición final se definirá el próximo martes con dos balotajes en el estado de Georgia.

Los demócratas pusieron a funcionar de nuevo toda su maquinaria electoral a favor de los candidatos demócratas -Jon Ossoff, un productor audiovisual de 33 años y Raphael Warnock, un pastor negro de 51 años- porque si ambos ganan, el Senado quedaría 50 a 50 y el voto del desempate sería el de la vicepresidenta electa y futura titular de la cámara, Kamala Harris.

“Vamos a hacer historia”, dijo Ossoff a unas pocas docenas de simpatizantes el sábado en la pequeña ciudad de Eatonton, en medio de una zona rural donde los afiches de simpatizantes del presidente saliente Donald Trump siguen siendo mayoría, según la agencia de noticias AFP.

Habrá mayoría demócrata en Representantes pero hay bancas en disputa en el Senado.

Habr mayora demcrata en Representantes pero hay bancas en disputa en el Senado.

“Cualquier cosa puede pasar, cualquier cosa puede cambiar”, contó entusiasmada Patricia Ann Little, de 59 años, una de las personas que se movilizó para apoyar a Ossoff. “Realmente creo que podemos hacerlo”, agregó.

De la misma manera que Biden y su compañera de fórmula, Harris, fueron a Georgia para reforzar las campañas de sus aliados, Trump y la dirigencia republicana ha destacado la importancia de esos dos balotajes.

Si los actuales senadores David Perdue, 71, y Kelly Loeffler, 50, logran conservar sus bancas, entonces la cámara alta del Congreso se convertirá en el espacio institucional de resistencia por excelencia de la nueva oposición, como la Cámara de Representantes lo fue para los demócratas desde 2018 frente al Gobierno de Trump.

Las tensiones son altas que tanto Trump como Biden volverán a visitar Georgia mañana para dar un empujón a sus candidatos en el último día de campaña antes de los balotajes.

En ese contexto, el líder de la mayoría republicana saliente del Senado, Mitch McConnell, sabe que la apertura de las sesiones en 2021 y la asunción de los nuevos legisladores podría ser su último acto como máxima autoridad del partido en la cámara alta.

“Sólo tenemos unos días para hacer todo lo posible para volver al Senado”, tuiteó este sábado Biden, preparando el terreno para esta semana, en la que además un grupo minoritario de legisladores republicanos decidió desobedecer al liderazgo de McConnell e intentará boicotear la proclamación oficial de la victoria presidencial de Biden en la protocolar sesión de ambas cámaras el miércoles.

Esa sesión será presidida por el vicepresidente saliente, Mike Pence, y la gran incógnita en los últimos días era si Pence apoyaría este esfuerzo minoritario en abierto desafío a los pedidos de McConnell.

Hoy, su jefe de gabinete, Marc Short, aclaró esa duda.

“Pence da la bienvenida a los esfuerzos de los miembros de la Cámara (de Representantes) y el Senado para usar la autoridad que tienen bajo la ley para plantear objeciones y presentar pruebas ante el Congreso y el pueblo estadounidense”, dijo Short a la prensa y agregó que el vicepresidente comparte “las preocupaciones de millones de estadounidenses acerca de los fraudes e irregularidades en el voto”, según la agencia de noticias ANSA.

Las denuncias de irregularidades

Desde la noche misma de las elecciones en noviembre, Trump denunció fraude electoral y se declaró ganador. Sin embargo, desde los jueces de primera instancia hasta las cortes supremas de los estados y la federal rechazaron sus argumentos, principalmente por falta de evidencias.

Pese a esta definición judicial, Trump continúa denunciando fraude y un sector minoritario del Partido Republicano continúa apoyando esa estrategia.

En total, no llegarán a 12 los senadores republicanos que, liderados por el tejano Ted Cruz, disputarán el resultado del Colegio Electoral de diciembre.

Sin embargo, los principales medios y analistas de Estados Unidos descartan que la mayoría de los legisladores de ambas cámaras ratificarán ese resultado y Pence, quien solo apoyó con declaraciones mínimas las denuncias de Trump, se verá obligado a proclamar a Biden como el próximo presidente de Estados Unidos a partir del 20 de enero.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202101/540447-asuncion-congreso-eeuu.html