Organismos estatales y privados de dieciséis provincias crearon en los últimos meses dispositivos de atención psicológica y de acompañamiento en formatos virtual y telefónico para contener emocionalmente a la población durante la pandemia de coronavirus y que cobran relevancia este sábado 10 de octubre, Día Mundial de la Salud Mental.

16 provincias cuentan con herramientas para el acompañamiento emocional de la comunidad.

16 provincias cuentan con herramientas para el acompaamiento emocional de la comunidad.

En la provincia de Buenos Aires, en el ámbito de la salud pública y desde la Subsecretaría de Salud Mental, Consumos Problemáticos y Violencias, desde el inicio de la pandemia se habilitó una línea telefónica para la contención de los adultos mayores, al considerar que esa población se tornaba más vulnerable debido al aislamiento.

Tan solo en los primeros cuatro meses del aislamiento, a través de esa línea se había dado contención a unos 4 mil adultos mayores, precisó la subsecretaría provincial, que además puso en marcha un dispositivo de acompañamiento y derivación destinado a personas usuarias de los Centros de Telemedicina, es decir aquellas que fueron aisladas por ser contacto estrecho, caso sospechoso, o confirmado de coronavirus.

Para los pacientes hospitalizados por coronavirus, la subsecretaría elaboró un protocolo para que alguien los acompañe, ingresando al área de internación; y la entrega de dispositivos electrónicos en hospitales públicos bonaerenses para facilitar la comunicación de quien está internado y su familia.

Por su parte, en Bahía Blanca, el jefe del Departamento de Salud Mental y Adicciones de la Secretaría de Salud de la municipalidad, Hugo Kern, dijo que “a partir de la pandemia se comenzó a trabajar con los tratamientos no presenciales” en ese distrito, que fueron usados desde el inicio de la pandemia y hasta la semana pasada por 2.868 personas, de las cuales el 64% fueron mujeres.

Hugo Kern, jefe del Departamento de Salud Mental de Bahía Blanca.

Hugo Kern, jefe del Departamento de Salud Mental de Baha Blanca.

En Córdoba, desde fines de marzo, se mantiene vigente un convenio entre el Ministerio de Salud provincial con las facultades de Ciencias Médicas y de Psicología para, de manera conjunta, desarrollar el acompañamiento virtual de salud mental a las personas con virus positivo o en situación de aislamiento.

También la provincia, por intermedio de la Dirección de Salud Mental, cuenta con un programa para la “atención y contención” a las personas que sufren patologías psicológicas vinculadas a la situación de pandemia, detalló a Télam una fuente de la Secretaria de Prevención y Promoción de la Salud.

Por su parte, la directora de Salud Mental de Mendoza, Tula Liberal, informó a Télam que “se puso a disposición de la comunidad un 0800-covid con profesionales de salud mental las 24 horas. Todos los servicios de Salud Mental de los hospitales públicos atienden en forma remota, y en casos graves, de manera presencial”.

“Todos los hospitales tienen un aumento de consultas, sobretodo por cuadros de ansiedad y angustia. También trabajan con los equipos que están en primera línea, y ahora queremos ser el intermediario entre las familias y la persona enferma de covid, para evitar la incomunicación y la falta de información de parte de los familiares”, aseguró Tula Liberal.

En San Luis, el Colegio de Psicólogos y el Gobierno puntano crearon el programa “Yo te Acompaño”, que fue ideado para los períodos de aislamiento para asistir psicológicamente a las personas sin que éstas deban salir de sus hogares a partir del trabajo voluntario de 250 profesionales que hasta el momento han asistido más de 500 personas.

En Catamarca, la Secretaría de Salud Mental y Adicciones garantizó desde el inicio de la pandemia la atención y los derechos de los usuarios de la Red de Salud Mental a las prestaciones.

“Todas las estrategias que veníamos desarrollando tienen que ver con comenzar a apropiarnos del concepto y del impacto de la salud mental dentro de la salud integral”, explicó la secretaria de Salud Mental y Adicciones, Judith Bogomolny.

Por su parte, el Ministerio de Salud de Entre Ríos trabajó en la creación de una red provincial de atención remota con más de 40 líneas telefónicas en 15 nodos en toda la provincia y con más de 1.000 llamadas mensuales; servicios de guardia presenciales; capacitación y acompañamiento a trabajadores de los 65 hospitales generales de la provincia; entre otras.

“Más del 70 por ciento de los usuarios poseen alguna condición de riesgo”, apuntó el director de Salud Mental, Carlos Berbara, por lo que también debieron trabajar en una “reorganización de visitas y virtualización de los contactos” con los familiares.

Además, en Concepción del Uruguay, primer y único municipio con una Dirección de Salud Mental en Entre Ríos, trabajan sobre “consumo problemático; suicidio, asistencia al personal de salud”, y buscan construir la “Casa de Medio Camino”.

Por su parte, la directora de Salud Mental de Chaco, Marcela Ramírez, dijo que durante la pandemia creció la demanda de atención de llamados pasando de 14 a 70 y que son más las consultas del rango etario de entre 18 y 33 años: “La salud mental es tan importante como la salud física”, explicó la funcionaria.

En Formosa, desde el equipo del Servicio de Salud Mental de la provincia, destacaron la celebración de este año como “un panorama inédito”, porque en estos meses “las necesidades de apoyo psicosocial aumentaron considerablemente”.

Los profesionales trabajan a lo largo del año, llevando adelante la promoción y prevención, aunque durante la cuarentena, algunas de las prestaciones se vieron modificadas, debido a las exigencias de los protocolos establecidos para la prevención del coronavirus: “Nos hemos puesto a prueba y seguimos con nuestra labor sin pausa”, explicaron en un comunicado de prensa del Ministerio de Desarrollo Humano de la provincia.

También en Santiago del Estero, una red de profesionales del área de Salud Mental de la provincia y un voluntariado de estudiantes de Medicina y de Psicología brindan contención a los santiagueños durante esta pandemia, tanto a pacientes con Covid-19 como a las familias y a personal de salud.

“Se han incrementado las consultas, especialmente en el grado de ansiedad”, dijo a Télam Adriana Cortese, coordinadora del Área de Salud Mental de esa provincia.

En el norte del país, se implementaron distintas acciones en materia de Salud Mental en Jujuy con la intervención de más de 200 profesionales brindando atención de manera presencial y remota; mientras que para pacientes con coronavirus, se dispuso de equipos de atención para contagiados y familiares, además de una mesa de apoyo al personal de salud y seguridad.

Por otro lado, para atender demandas espontáneas se impulsó el armado de equipos de profesionales disponibles a través de un 0800, con atención las 24 horas; y mediante tele asistencia accediendo a la página del Ministerio de Salud, que hasta principios de octubre registraba “55.718 consultas Covid y 97.879 en general”, según indicó a Télam Agustín Yécora, de la Secretaría provincial de Salud Mental y Adicciones.

En Tucumán, “la Dirección de Salud Mental perteneciente al Sistema de Salud local interviene específicamente en todas las problemáticas psicosociales relacionadas a la situación de pandemia y con personas que se encuentran fuera de la provincia”, indicó el titular de la Dirección, Walter Sigler

Hacia el sur del país, el presidente de la Asociación de Psiquiatras del Chubut (Apchu), Ulises Loskin, reconoció que “durante la pandemia tuvimos una creciente demanda que tiene su explicación en la situación de encierro que en paralelo trajo aparejado el aumento de consumo de drogas, alcohol, tabaco, psicofármacos y violencia doméstica”.

También en Neuquén durante la pandemia se pusieron en marcha dispositivos especiales para asistir en línea a pacientes de salud mental que no requerían atención presencial y también para personas con Covid que están cumplimiento el aislamiento en sus domicilios.

La psicóloga Isabel Almeyda, integrante de la Red Intersectorial de Salud Mental de la provincia, informó a Télam que se mantuvieron abiertos los consultorios y guardias en los centros de salud de la provincia.

En Río Negro, de los 37 hospitales generales, 32 cuentan con servicio de salud mental comunitaria, y al respecto la directora de Salud Mental, Comunitaria y Adicciones provincial, Elizabeth Roxana Bugliolo, explicó a Télam que el área se encuentra trabajando en tres ejes: “La atención a la comunidad, la atención a nuestros usuarios y nuestros equipos de salud”, enumeró.

En Bariloche, por su parte, la psicóloga Gabriela Leton, especializada en el área infantil y que se desempeña en el área de pediatría del hospital zonal, dijo a Télam que es “fundamental que tengamos presentes a las infancias en esta conmemoración del Día Mundial de la Salud Mental”.

Por último, desde Santa Cruz, el coordinador provincial de Salud Mental y Adicciones dependiente del Ministerio de Salud y Ambiente, Gonzalo Cabrera, explicó que “desde el comienzo de la pandemia, las áreas de salud mental de la provincia adaptaron los mecanismos integrales de atención existentes para garantizar el proceso de atención-cuidado de las personas”.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202010/523080-organismos-estatales-y-privados-de-catorce-provincias-crearon-dispositivos-de-atencion-psicologica-por-la-pandemia.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *