Di Sandro vio pasar todos los presidentes de los últimos 70 años como acreditado en Casa Rosada

Di Sandro vio pasar todos los presidentes de los ltimos 70 aos como acreditado en Casa Rosada

“Fue después del mediodía, el 17 de octubre de 1945, con un calor que rajaba la tierra y la gente alborotada por todos lados. Pasó un camión repleto de trabajadores al grito de ‘Perón, Perón…’ por el barrio de Belgrano y ahí me subí y hasta la Plaza de Mayo no paré”, rememora, emocionado, el periodista Roberto Di Sandro.

En una entrevista con Télam, Di Sandro, quien vio pasar todos los presidentes de los últimos 70 años como acreditado en la Sala de Periodistas de la Casa Rosada, recorrió aquel día cargado de tensiones, emociones y alegrías para el pueblo peronista, 75 años después.

“Si señor, yo estuve el 17 de Octubre de 1945 en aquella histórica Plaza de Mayo con un grupo de compañeros estudiantes”, recordó el periodista, de 87 años, en una extensa charla con esta agencia, donde también trabajó desde muy joven el “decano de los periodistas de la Rosada”.

Con una sucesión de imágenes “El Tano” -como lo apodaron sus compañeros de trabajo- describió aquel 17 de octubre, en el que el pueblo se volcó a las calles para reclamar la libertad de su líder, que había sido detenido en la Isla Martín García, como el día “más impresionante” de su vida.

Aquella jornada encontró a Di Sandro en el barrio de Belgrano, rodeado de “gente alterada por los cuatro costados”, en señal de que “algo grave ocurría”, mientras observaba grupos de trabajadores que “viajaban en lo que podían”, rumbo a la Plaza de Mayo y ser protagonistas de ese día histórico que cambiaría para siempre el destino del país.

“En un momento vimos un camión cargado de obreros, y ahí nos subimos y nos llevó hasta unas 10 cuadras antes de la (Casa) Rosada”, dijo y recordó: “Era un miércoles, las clases se suspendieron, los trabajadores dejaron sus trabajos; fue el día más impresionante de mi vida”.

“El 17 el pueblo iba para la Plaza de Mayo en defensa de su líder, el General Juan Domingo Perón; otros no iban a la Plaza porque eran cogotudos, los oligarcas de aquella época, que era la oposición al general Perón”, relata Di Sandro, como en una de esas crónicas que hizo en su extensa trayectoria.

La imagen potente de una multitud que como “hormigas” llegaba a la Plaza desde distintos puntos de la ciudad y la provincia de Buenos Aires, “al grito de ‘Perón, Perón, Perón…’, horas y horas; durante todo el día”, se grabó para siempre en la retina de aquel joven que logró sortear la manifestación entrando a la Plaza por “atrás de la Casa de Gobierno, por la Plaza Colón”.

“Fue un día increíble para mí. Haber estado con el pueblo trabajador como nunca en mi vida, con los pobres que nunca llegaban a la gran ciudad de Buenos Aires, vi cómo la gente metía sus pies quemados en las fuentes por el calor agobiante. Pero el calor no pudo con el pueblo; hubo más de un millón de almas ese día en la Plaza”, graficó Di Sandro.

Ese 17 de Octubre fue para el periodista una jornada de emociones y de sorpresas: “Esa noche en las puertas del Banco de la Nación, yo vi a dos hombres muy altos de estatura, que no pude saludar, eran Lorenzo Pepe y su padre, fue algo tan fuerte ver a esa gloria del Peronismo”.

Pero la histórica jornada también escribió un capítulo en la historia familiar del Di Sandro: su padre Carmelo -fotógrafo del diario La Época, el único diario peronista de la época y luego fotógrafo personal de Perón- estaba en la Casa de Gobierno, en aquel convulsionado día.

De inmediato, recordó que un año después, en 1946, ingresó a trabajar como aspirante en la agencia de noticias Télam, y el 29 de octubre de 1947, comenzó a desempeñarse en la Sala de Periodistas de la Casa Rosada, destino que mantuvo “toda una vida!!”, exclamó emocionado.

“Tengo todas las imágenes del 17 de Octubre en mis retinas, tengo los olores de esa plaza que nunca me voy a olvidar y los gritos que no se detenían: ‘Perón, Perón, Perón…’ no se gritaba otra cosa. Esa Plaza es una de las cosas más importantes que me llevaré de esta vida”, contó.

Y una vibrante nostalgia envuelve una vez más su relato: “Nunca más… nunca más volví a sentir lo de aquella Plaza de 1945 -reconoce el trabajador del Diario Crónica-. esa Plaza pidiendo por el General no la vi nunca más en mi vida, nunca vi ni sentí tanta pasión, amor y compromiso de esos millones por Perón, ese hombre que nos dejó un movimiento nacional y una ideología que hoy está más viva que nunca”.

Para rematar, Di Sandro contó una anécdota personal con el líder peronista, ya convertido en Presidente de la República: “El 8 de octubre de 1946, le pedí a mi papá que me llevara al cumpleaños de Perón en la Casa de Gobierno y mi viejo logró que me hagan entrar y ahí Perón me dijo: ‘Usted joven, no mienta cuando escribe. Diga la verdad’, eso no me lo olvido más tampoco”.

En 1946 Di Sandro comenzó a dar sus primeros pasos como aspirante en la Agencia de Noticias Télam, en 1947 fue acreditado en la Sala de Periodistas de la Casa Rosada hasta el día de hoy, habiendo concretado un periplo que lo llevó a estar 25 año en el ex Canal 11, hoy Telefé; 15 año en Radio Mitre; 30 años de cronista en la United Press International (UPI) y desde la década del 90 trabaja en el Diario Crónica, en Crónica TV y en Radio Belgrano.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202010/525621-esa-plaza-una-de-las-cosas-mas-importantes-que-me-llevare-de-esta-vida-dijo-roberto-di-sandro.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *