El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, designó este martes a la líder opositora y vicepresidenta del país, Leni Robredo, al frente de la polémica campaña contra las drogas, en la que desde 2016 murieron más de 27.000 personas, según cálculos de la ONU que el gobierno niega.

Robredo, quien se posiciona de manera abierta contra la guerra contra las drogas impulsada por Duterte, tiene todavía que aceptar la propuesta, oficializada el 31 de octubre, según un comunicado emitido este martes por el Palacio de Malacañang.

De dar el sí, la opositora, que fue elegida vicepresidenta en las mismas elecciones en las que el mandatario salió vencedor hacia la presidencia, codirigirá junto a Aaron Aquino -un hombre de confianza de Duterte- varias agencias gubernamentales destinadas a la campaña antinarcóticos.

Robredo podrá tener el cargo hasta el 30 de junio de 2022, fecha en la que Duterte debe dejar la presidencia, “a menos que sea destituida antes”.

La oferta de Duterte llega después de que Robredo criticara durante una entrevista las medidas implementadas por el controvertido gobernante, indicó la agencia de noticias EFE.

Duterte, conocido como el “castigador” por su mano dura contra la delincuencia y el narcotráfico, inició la campaña contra las drogas poco después de ganar las elecciones en mayo de 2016 con la promesa de acabar con el tráfico de estupefacientes.

Las autoridades filipinas reconocieron 6.700 muertos en redadas antidroga y aseguran que la campaña antidroga permitió que más de 400.000 adictos busquen rehabilitación y la detención de 193.000 personas relacionadas con el consumo y el narcotráfico.

También niegan la cifra de 27.000 muertos que sostiene la ONU y organizaciones no gubernamentales y de derechos humanos.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201911/406179-duterte-designa-a-lider-opositora-al-frente-de-la-polemica-guerra-contra-las-drogas.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *