El legislador porteño y vicepresidente del bloque del Frente de Todos (FdT), Javier Andrade, afirmó este domingo que es “preocupante” la intención del Ejecutivo local de habilitar la construcción de un barrio náutico en Costa Salguero y dijo que “el río es de todos los habitantes de la Ciudad, no solo de quienes puedan vivir cerca”.

Andrade ejerce actualmente su segundo período como diputado de la Ciudad de Buenos Aires y es vicepresidente de la comisión de Planeamiento Urbano y de la Junta de Ética de la Legislatura, al tiempo que integra las comisiones de Salud y de Presupuesto.

En entrevista con Télam, el diputado, perteneciente a La Cámpora, afirmó que “algunas cuestiones se pueden definir desde la mayoría, pero otras necesitan de un consenso para avanzar”.

-Télam: La intención del Gobierno de la Ciudad de habilitar la construcción de un barrio con edificios de hasta 10 pisos en la Costanera Norte tuvo repercusiones en el ámbito legislativo y el judicial, ¿qué opina sobre ese proyecto?

-Javier Andrade: Lo que ocurre en Costanera Norte preocupa porque, de cara al río, todavía no se había consolidado una propuesta de este tipo. Hace años que existe un proyecto llamado ‘Solares de Santa María’, que es la posibilidad de construir torres de 160 metros en la ex ciudad deportiva de Boca. Un emprendimiento de lujo al lado del río que el oficialismo nunca logró aprobar por la resistencia que tuvo en la Legislatura y entre quienes se dedican al urbanismo.

Lo de Costanera Norte preocupa, primero, porque el Plan Urbano Ambiental (PUA), que está anclado en la Constitución Nacional, promueve parques públicos para la zona costera y, ahora, en este marco de pandemia en el que no se entiende la prioridad de impulsar proyectos de este tipo, están planteando construir edificios de 29 metros en un lugar que tiene varias complejidades.

Por un lado, la cuestión ambiental del acceso al río, que hoy ya está de alguna manera limitado en Costa Salguero. Preocupa que hoy quieran construir edificios de 29 metros de altura y dando la posibilidad de que se construyan uno pegado al otro, lo que se llama enrace. Vamos a tener una pared que va a dividir el río de la Ciudad.

Por otro lado, nos comunicamos con la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil), el organismo que regula las cuestiones portuarias, porque (el predio) está en la línea de proyección de la pista de Aeroparque. Si recordamos, el accidente de Lapa fue al lado de Costa Salguero.

-T: ¿Cómo define las políticas urbanísticas y ambientales del oficialismo y cuál es la contrapropuesta del FdT?

-JA: Muchas veces se dejan estar los lugares y la propuesta después es ‘ahora no hay nada, entonces vas a tener algunas torres y un poco de parque’. Es preocupante que exista esa mirada desde la gestión de Gobierno porque, finalmente, cuando uno llega al Gobierno, gobierna para toda la ciudadanía. Así lo entiendo también como legislador, no legislo para la gente que me votó del Frente de Todos, legislo para el conjunto de la ciudadanía. El río no es de Costanera Norte, o de los que puedan vivir cerca, es de todos los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires y también de aquellos que vienen a visitarla.

-T: ¿Cuáles son las posibilidades y los límites del bloque del FdT hoy en la Legislatura porteña, donde es la principal fuerza opositora?

-JA: Primero hay que poner en contexto la Legislatura y su conformación. Tenemos un bloque de 17 legisladores, de un total de 60. El interbloque de Juntos por el Cambio está integrado por el PRO, el partido de (Mauricio) Macri y (Horacio) Rodríguez Larreta; por UCR-Evolución, donde confluyen sectores del radicalismo PRO y de Martín Lousteau; la Coalición Cívica de Lilita Carrió; el espacio de Graciela Ocaña, Confianza Pública y, también, el Partido Socialista de Roy Cortina. Ellos conforman una mayoría importante y nosotros nunca dejamos de tener iniciativas en términos legislativos. El límite no lo ponemos nosotros sino el oficialismo en el tratamiento de los proyectos que presentamos.

-T: ¿Qué temas abordan las iniciativas legislativas del FdT?

-JA: Algunas tienen que ver con regular el mercado inmobiliario o con poner de manifiesto preocupaciones por temas de educación y de salud. También tenemos proyectos muy estructurales, como una ley de financiamiento educativo y un proyecto de inmobiliaria estatal, que viene a plantear un banco de tierras de la Ciudad con la posibilidad de pagar un impuesto sobre viviendas ociosas, que son cerca de 130.000. La idea es generar un Estado presente que regule de alguna manera la situación inmobiliaria. No solo me refiero a la venta o compra de tierras e inmuebles, sino también a lo que tiene que ver con los inquilinos. Casi el 35% de los que la habitan, alquilan.

En el marco de la pandemia presentamos cerca de 140 proyectos que, muchas veces, anticiparon situaciones que después se dieron. El 14 de abril presentamos un proyecto, acompañado por todos los legisladores del bloque, para crear de un comité de crisis económica y social de los barrios populares. Nunca tuvo tratamiento. De los 140 proyectos que presentamos en el marco de la pandemia creo que solo se trataron dos. Eso pone en evidencia los límites y las posibilidades.

A veces, desde la mayoría se pueden definir algunas cuestiones, pero hay otras que requieren consenso. Como en materia de salud y educación o en proyectos tan estructurales como lo que se empezó a tratar ahora, que es el Plan Urbano Ambiental. Me refiero a consensos en la discusión y también en la votación. Hace dos años se aprobó el Código Urbanístico de la Ciudad y solamente lo votó el oficialismo. En temas tan importantes hay que llegar a consensos, no puede ser que todo lo que diga la oposición está mal y no deba ser incluido.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202010/528552-javier-andrade-sobre-costa-salguero-proyecto-costa.html