En el seno de la coalición de gobierno se debate un toque de queda a nivel nacional desde las 21 o las 22.

En el seno de la coalicin de gobierno se debate un toque de queda a nivel nacional desde las 21 o las 22.

Italia estudiaba este lunes nuevas y duras restricciones por el rebrote de coronavirus, de inminente instrumentación, que incluirían la implantación de un toque de queda nocturno, cierre de centros comerciales los fines de semana y educación a distancia en la secundaria.

“La evolución de la epidemia resulta muy preocupante y en algunas regiones hay riesgo de que los servicios de salud se vean desbordados. Ante este dramático momento, todos debemos permanecer unidos”, sentenció el primer ministro, Giuseppe Conte, ante la Cámara de Diputados.

Ante este panorama, similar al que sufren otras partes del mundo, especialmente en Europa, el Ejecutivo está trabajando en “un nuevo grupo de medidas restrictivas a adoptar antes del miércoles”.

Conte anunció este lunes que se trabaja ya en nuevas medidas para frenar la propagación del patógeno, entre las que figuraría la imposición de un toque de queda nocturno así como la diferenciación entre distintas áreas en función de la situación epidemiológica.

A nivel nacional, se prevé imponer “límites a la circulación de las personas en la franja de la última hora del día”, adelantó Conte.

Según la agencia Adnkronos, citada por la española Europa Press, en el seno de la coalición de gobierno se debate un toque de queda a nivel nacional desde las 21 o las 22.

No obstante, Conte aclaró que la idea es “no imponer un régimen indistinto” en todo el país, sino que se identificarán “tres áreas de riesgo” con sus respectivas medidas.

Para incluir a una región en una de estas áreas se tendrá en cuenta el índice de propagación del virus, los focos y las camas libres en los hospitales.

Asimismo, anticipó que en el nuevo decreto figura la obligatoriedad de la enseñanza a distancia para la educación de segundo grado, el cierre en todo el país de museos y otros espacios de exposición, así como los centros comerciales durante el fin de semana. También se limitarán los desplazamientos hacia y desde regiones de riesgo.

Aunque por ahora la presión sobre las terapias intensivas no es “insostenible”, Conte admitió una “preocupante ocupación” de otras unidades que tienen que tratar a pacientes con covid-19.

No obstante, precisó que hay “una alta probabilidad de que en 15 regiones se supere el umbral considerado como crítico de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) y de las zonas médicas en el próximo mes”.

Añadió que el aumento de casos “es resultado también de la mayor capacidad de realizar pruebas diagnósticas”.

“Hasta hora se han efectuado casi 10 millones de test, con un récord de 215.000 en un día, y el objetivo es alcanzar los 350.000 test diarios“, amplió.

Conte dijo ser “consciente de la frustración y de la rabia de los ciudadanos, que tienen que convivir con las nuevas limitaciones en las libertades personales que tendrán consecuencias económicas”, pero consideró que “no puede haber un dilema entre protección de la salud y la economía”.

El Ministerio de Sanidad italiano, en su último parte de anoche, reportó 29.907 nuevos contagios y 208 muertes, para un total de 709.335 enfermos y 38.826 decesos desde el inicio de la pandemia.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202011/531291-italia-restricciones-coronavirus-toque-de-queda.html