El gobierno italiano quiere que Libia cierre progresivamente sus actuales centros de detención de migrantes, en los que organizaciones como Amnistía Internacional denunciaron torturas, para ser sustituidos por estructuras gestionadas por la ONU. 

La ministra del Interior, Luciana Lamorgese, señaló en una intervención en la Cámara de los Diputados que esa será una de las modificaciones que el país pedirá incluir en el próximo acuerdo migratorio que sustituirá al firmado el 2 de febrero de 2017 por el entonces primer ministro Paolo Gentiloni con el presidente en Trípoli apoyado por Naciones Unidas, Fayez al Sarraj.

Diversas ONG pidieron el fin de este memorando y el fundador de la organización española Open Arms, Òscar Camps, se refirió en numerosas ocasiones a la Guardia Costera de Libia como militares que increpan, amenazan y hasta disparan contra las organizaciones que salvan vidas en el mar, consignó EFE.

Miembros de la política italiana, como el diputado de la Izquierda Nicola Fratoianni, también se mostraron en contra de esta política que considera a los guardacostas italianos como “torturadores y personajes oscuros e inquietantes”

Lamorgese, que sustituye en el cargo desde septiembre al líder de la ultraderechista Liga, Matteo Salvini, dijo que Italia quiere mantener el acuerdo pero que pedirá a Libia el cierre de sus centros de detención de migrantes para que sea la ONU la responsable de estructuras de acogida de estas personas.

La ministra insistió en la necesidad de “no bajar la guardia” porque “las condiciones generales de inseguridad en Libia amenazan con facilitar la actividad de los traficantes y también la infiltración de yihadistas entre los migrantes que llegan a nuestras costas”.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201911/406389-italia-quiere-modificar-el-acuerdo-sobre-migrantes-con-libia-y-que-intervenga-la-onu.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *