Por Elizabeth Ostos (especial para Télam)

Las calles de Caracas se poblaron tanto de gente de clase media, que representan al antichavismo tradicional, como de personas de condición humilde que son las mayores víctimas del desabastecimiento y la hiperinflación.

En Altamira, una de las zonas del elegante este de la capital, Télam conversó con Yaibel y Carlos Porras, hermanos residentes en el humilde barrio Petare, quienes llegaron a la movilización convocada por el presidente interino Juan Guaidó en sus bicicletas.

“Bajamos del cerro y del barrio en bicicleta porque Maduro cerró el metro de Caracas y ordenó a los transportistas esconderse; queremos apoyar al cambio y nos vamos a quedar en la calle hasta que ese tipo (Maduro) se vaya”, afirmó Yaibel.

“Estoy cansado de esta situación y quiero que no haya más hambre y más miseria, estamos hartos no solo en el barrio sino en el país; a mí no se me va la luz o el agua y compro algo de comida, pero el resto del país está muy mal, la gente se muere de hambre”, dijo, por su parte, Carlos.

En Caricuao, otro populoso barrio de Caracas y bastión chavista hasta hace un par de años, hubo marchas y quema de basura en los alrededores de la sede de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militar).

“Es ahora o nunca; nos plantamos de frente a defender a Guaidó y a recuperar la democracia; esto es inaguantable”, sostuvo allí el enfermero José Padrón.

Fuente: http://www.telam.com.ar/notas/201904/354228-la-pulseada-en-las-calles-en-una-venezuela-diezmada-por-la-crisis-politica-y-economica.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *