Johnson dijo que las medidas no alterarían las cadenas de suministro de Reino Unido

Johnson dijo que las medidas no alteraran las cadenas de suministro de Reino Unido

La Unión Europea (UE) recomendó a sus miembros que faciliten la reanudación del tránsito de personas y mercaderías con el Reino Unido, virtualmente aislado en los últimos días a raíz de la aparición de una nueva cepa de coronavirus que causa una enfermedad más fuerte y más contagiosa.

La Comisión Europea pidió a los 27 países miembros que rehabiliten los “viajes esenciales”, a fin de “evitar rupturas en la cadena de abastecimiento” y de permitir que miles de ciudadanos puedan volver a sus casas.

Francia accedió a la recomendación del bloque y anunció que a partir del miércoles autorizará el regreso desde el Reino Unido de personas que vivan en el espacio europeo o que “deban efectuar desplazamientos indispensables” pero estarán obligados a presentar una prueba de Covid-19 negativa “de menos de 72 horas”.

La decisión resultó un alivio para cientos de camioneros varados en Inglaterra, que esperaban recibir luz verde para cruzar a Francia en medio de temores a una escasez de productos en el Reino Unido luego de que decenas de países le impusieran restricciones severas tras la aparición de una nueva cepa más contagiosa del coronavirus.

Más de 1.500 camiones seguían atascados en una autopista cerca de los puertos del sudeste de Inglaterra o estacionados en un aeropuerto tras la decisión de Francia de prohibir el ingreso de vehículos pesados por 48 horas desde el domingo, que se sumó a la cancelación de vuelos desde y hacia el Reino Unido adoptada por decenas de países.

Para un país insular que depende fuertemente de sus vínculos comerciales con Francia, la situación es potencialmente calamitosa, y crecía el temor a una escasez de productos si las restricciones no se levantan para mañana.

En cambio, Alemania resolvió prolongar hasta el 6 de enero próximo el cierre de sus fronteras con el Reino Unido y con Sudáfrica, donde también se detectó una nueva variedad del virus, según la agencia de noticias AFP.

A la suspensión de los vuelos, que había decretado ayer, Berlín agregó la prohibición de la llegada de pasajeros del Reino Unido en trenes, colectivos y barcos, aunque estableció excepciones para el transporte de carga, el correo y los vuelos médicos y humanitarios, según la agencia de noticias DPA.

El Reino Unido quedó virtualmente aislado después de que el sábado confirmara la aparición de una nueva cepa de coronavirus 70% más contagiosa aunque no más letal ni inmune a las vacunas, según los primeros estudios científicos.

A partir de ese día, más de 50 países -no solo europeos; también la Argentina, Israel, Paraguay y Perú, entre otros- suspendieron los vuelos procedentes de las islas británicas, por lo que muchas personas quedaron varadas con la incertidumbre de no poder regresar a sus casas para las fiestas de fin de año.

Mientras la UE intentaba coordinar medidas para evitar que la nueva variedad del virus se propague, la división para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS) convocó para mañana a sus funcionarios y sus técnicos para debatir una estrategia ante la situación.

La OMS aseguró ayer que la nueva cepa “no está fuera de control”, después de que el ministro de Salud británico, Matt Hancock, afirmara lo contrario.

Paralelamente, el laboratorio alemán BioNTech -creador junto al estadounidense Pfizer de la primera vacuna contra la Covid-19 aprobada en gran parte del mundo- anunció que “en seis semanas” estará en condiciones de suministrar una vacuna adaptada a la nueva mutación descubierta en el Reino Unido.

Varios países europeos tienen previsto comenzar a aplicar la vacuna de Pfizer/BioNTech el domingo próximo, después de que diversas naciones en otras regiones iniciaran ese proceso en los últimos días.

La Agencia Europea de Medicamentos, que aprobó la vacuna de Pfizer/BioNTech, dijo que no estaba “muy preocupada” y reiteró que no hay “ninguna prueba” de que ese tratamiento no protegería contra la nueva variedad del virus.

En tanto, el gobierno de Australia reportó dos nuevos casos -que elevaron el total a cuatro- de personas infectadas con la nueva cepa detectada en el Reino Unido, otra vez entre quienes hacen cuarentena en un hotel al arribar desde el exterior.

En Estados Unidos, el país con mayor cantidad absoluta de contagios de coronavirus y de muertes por la enfermedad, la red estatal de Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) informó que hasta no se habían identificado casos de la nueva variante genérica en el país, pero advirtió que esta ya podría estar presente “sin haber sido detectada”.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202012/539281-coronavirus-reino-unido-union-europea.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *