México se convirtió hoy en el primer país de América Latina en poner en marcha su campaña de vacunación contra el coronavirus, al aplicar a una enfermera la primera dosis de la vacuna del dúo farmacéutico estadounidense alemán Pfizer y BioNTech.

María Irene Ramírez, de 59 años y jefa de enfermería de la unidad de terapia intensiva del hospital Rubén Leñero, de Ciudad de México, fue vacunada durante un acto televisado con presencia de autoridades.

El comienzo de la primera etapa de vacunación fue encabezado por el subsecretario de Salud, Hugo López Gatell, y transmitido en vivo durante una conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Son pocas dosis pero (…) México es el primero en América Latina en tener esta vacuna

Tras ser vacunada, la enfermera dijo que la aplicación solo duele un poco. “Estoy un poco nerviosa, pero muy feliz. Es el mejor regalo que pude recibir en el 2020, me da más seguridad y más ánimos para seguir en la guerra contra un enemigo invisible” dijo Ramírez, con el rostro protegido, un poco antes, previo a ser inoculada.

“Sí, tenemos miedo, pero tenemos que seguir adelante (…) y yo quiero seguir en la línea de fuego”, agregó, informó la agencia de noticias AFP.

La segunda dosis fue aplicada a una enfermera en Querétaro y la tercera a un médico en Toluca, ciudades del centro del país, según la transmisión televisiva.

En esta jornada se inoculará a 2.975 personas que trabajan en unidades de Covid-19, incluidos médicos, enfermeras, camilleros, laboratoristas y empleados de limpieza.

El inicio de la vacunación en México ocurrió un día después de la llegada del primer cargamento de aproximadamente 3.000 dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTech.

Se trata del primer lote procedente de Bélgica, al que le seguirá otro el 31 de enero de 1,4 millones de dosis de las 34,4 millones que las farmacéuticas se comprometieron a entregar en un acuerdo con el Gobierno.

Con el primer cargamento, las autoridades sanitarias calibrarán la logística de la operación, especialmente la cadena de frío, ya que la vacuna de Pfizer requiere refrigerarse a -70º centígrados.

Las vacunas serán administradas en Ciudad de México y en el norteño estado de Coahuila, debido a la ultracongelación y logística que exige la conservación del medicamento.

Esta primera fase se centrará en el personal médico que enfrenta la pandemia, que ya provocó más de 1,3 millones de contagios en México.

La Secretaría de Relaciones Exteriores además informó que próximamente llegará un nuevo cargamento de 50.000 dosis.

“A final de marzo estaremos teniendo 7,5 millones de dosis de Pfizer y continuará hasta tener 34,4 millones de dosis”, anunció ayer el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell.

México tiene también acuerdos preliminares de compra con el proyecto chino-canadiense CanSinoBio, por 35 millones de dosis, y con el sueco AstraZeneca, por 77,4 millones de dosis, además de ser parte del mecanismo internacional COVAX, que le permite comprar 51,6 millones de vacunas adicionales.

El inicio del plan de vacunación es crucial en México, el cuarto país con más muertos a nivel global, solo detrás de Estados Unidos, Brasil e India; y el décimo tercero con más casos.

Tras registrar anteayer 861 fallecimientos y 11.653 nuevos contagios, el país, de 128 millones de habitantes, acumula 120.311 decesos y 1.350.079 casos, a los que hay que contabilizar otros 406.321 casos sospechosos, informó anoche la Secretaría de Salud.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202012/539543-mexico-vacunacion-coronavirus.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *