Ursula von der Leyen y Boris Johnson, hablarán por teléfono

Ursula von der Leyen y Boris Johnson, hablarn por telfono

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y el primer ministro británico, Boris Johnson, hablarán hoy por teléfono para intentar avanzar en los términos de un acuerdo comercial tras el Brexit, en una tensa carrera contrarreloj de cara a una cumbre clave de la Unión Europea (UE) que arranca mañana.

El contacto entre Von der Leyen y Johnson, el segundo en dos semanas, ocurre apenas un día antes del plazo máximo que el propio primer ministro británico había estipulado para insistir en un acuerdo que regule las relaciones a partir de 2021.

El Reino Unido abandonó la Unión Europea el 31 de enero pasado, pero ambos pactaron un período de transición hasta fin de año, durante el cual Londres sigue cumpliendo con las normas del bloque pero sin tener voz en sus decisiones, para darse tiempo de alcanzar un convenio que regule el comercio entre ambos.

Si no hay un acuerdo para el 1 de enero de 2021, la isla saldrá de la transición sin ese pacto y bajo las normas de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Londres sigue cumpliendo con las normas del bloque

Londres sigue cumpliendo con las normas del bloque

Cualquier acuerdo sobre las relaciones tras el Brexit debería ser sellado en octubre, para dar tiempo a ser ratificado en Londres y en las capitales europeas antes del 31 de diciembre.

Aunque la Unión Europea nunca adoptó formalmente la fecha del 15 de octubre como un ultimátum que pende sobre los negociadores, diplomáticos ya prepararon un borrador para la cumbre de dos días que arranca mañana en Bruselas, donde señalan la necesidad de “intensificar” las conversaciones, indicó la agencia de noticias AFP.

La agenda del primer día de reunión entre los 27 líderes del bloque europeo está centrada enteramente en la cuestión del Brexit.

Las tres preocupaciones principales de Europa para sellar un acuerdo se centran en las reglas de competencia leal, acordar cómo se controlarán estas reglas, y garantizar el acceso a las aguas británicas para las flotas pesqueras de la UE.

El Reino Unido desea reafirmar la soberanía sobre sus aguas y rechazar la supervisión legal de la UE sobre el acuerdo, insistiendo en que quiere un acuerdo comercial simple, como el que la UE firmó con Canadá.

Bruselas, a su vez, subraya que la economía británica está mucho más integrada y más cercana a la de la UE que Canadá, y que el mercado único debe protegerse de la retirada británica.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202010/524619-londres-reino-unido-brexit-union-europea.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *