Rusia mantiene contacto permanente con las fuerzas armadas de Armenia y Azerbaiyá

Rusia mantiene contacto permanente con las fuerzas armadas de Armenia y Azerbaiy

Armenia y Azerbaiyán están cumpliendo el alto el fuego en la región separatista de Nagorno Karabaj, firmado el lunes tras seis semanas de enfrentamientos, de acuerdo a Rusia que desplegó fuerzas de paz en la zona.

“El alto el fuego se respeta a lo largo de toda la línea de contacto”, dijo el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Ígor Konoshénkov, en declaraciones que reproduce la agencia Sputnik.

Con su uniforme marcado con las letras “MC” (“fuerzas de paz” en ruso) los soldados controlaban ya los alrededores de Stepanakert, la capital del enclave, vigilando los accesos a la cercana línea de frente, ahora en calma.

Rusia, según la autoridades, mantiene contacto permanente con las fuerzas armadas de Armenia y Azerbaiyán para evitar posibles violación de la tregua.

El pasado lunes, Armenia, Azerbaiyán y Rusia emitieron una declaración conjunta sobre el cese de hostilidades en Nagorno Karabaj, que deberá ceder parte de sus territorios.

El pasado lunes, Armenia, Azerbaiyán y Rusia emitieron una declaración conjunta sobre el cese de hostilidades en Nagorno Karabaj, que deberá ceder parte de sus territorios

Los habitantes de los pueblos del enclave incendiaban sus casas este sábado antes de huir hacia Armenia y de que Azerbaiyán recupere el control de algunos territorios, constató un periodista de la agencia de noticias AFP.

“Es el último día, mañana los soldados azerbaiyanos estarán aquí”, declaró un soldado en el pueblo de Charektar, en la región de Kalbajar, que deberá ser cedida a Azerbaiyán.

El acuerdo establece que cada parte, Armenia y Azerbaiyán, mantendrán las zonas “conquistadas”, mientras que una fuerza de paz extranjera -por ahora solo hay confirmados 1.960 rusos- controlará el cese de hostilidades en la línea divisoria de facto entre los lugares bajo control armenio y azerbaiyano, y entre el Nagorno Karabaj separatista y la República de Armenia.

Además, Armenia debe entregar otros distritos que eran controlados desde los años 90 por sus fuerzas: Kalbajar antes del 15 de noviembre de 2020, Agdam antes del 20 de noviembre de 2020 y Lachin antes del 1 de diciembre de 2020.

Rusia que desplegó fuerzas de paz en Nagorno Karabaj

Rusia que despleg fuerzas de paz en Nagorno Karabaj

El sábado en el pueblo de Charektar, que marca el límite con el distrito vecino de Martakert (que quedará bajo control armenio), ardían al menos seis viviendas.

“Es mi casa, no puedo dejársela a los turcos”, como a menudo califican los armenios a los azerbaiyanos, explicó, con expresión firme, el propietario de una de estas casas, ya totalmente vacía, arrojando tablas de madera en llamas y gasolina para intentar quemar su antiguo salón.

Más de 30.000 personas murieron en la primera guerra por el control del territorio de Nagorno Karabaj en los años 90 y en 1994 ambas partes firmaron un alto el fuego, que desde entonces fue interrumpido a menudo por escaramuzas y enfrentamientos.

El conflicto se mantuvo en mayor parte congelado hasta que el 27 de septiembre pasado, los enfrentamientos entre las fuerzas azerbaiyanas, armenias y las de la región separatista escalaron hasta convertirse en una nueva guerra que duró seis semanas.

Armenia informó de la muerte de más de 2.300 de sus soldados en el último conflicto, mientras que Azerbaiyán, por su parte, no comunicó el número de víctimas en sus filas.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202011/535113-rusia-azerbaiyn-armenia-nagorno-karabaj.html