Brisbane es la capital del oriental estado de Queensland

Brisbane es la capital del oriental estado de Queensland

La ciudad australiana de Brisbane decretó un confinamiento inmediato de tres días, después de que un trabajador de un hotel que acoge a personas en cuarentena se contagiara con la nueva mutación del coronavirus descubierta en el Reino Unido.

La medida empezará a regir esta la noche del viernes para los más de 2 millones de habitantes de Brisbane, capital del oriental estado de Queensland y la tercera ciudad entre las más pobladas de Australia, dijeron autoridades.

“Si queremos detener la propagación de esta cepa infecciosa, esta cepa británica, debemos actuar inmediatamente”, afirmó la premier del estado de Queensland, Annastacia Palaszczuk.

Australia registra unos 28.500 casos de Covid-19 y 909 muertes, para una población de unos 25 millones de habitantes.

La variante descubierta en Reino Unido parece más contagiosa que las cepas de Covid-19 detectadas antes en Australia. Se cree que el virus fue transmitido a un trabajador de la limpieza por un viajero que volvía al país y que fue puesto en cuarentena en un hotel de la tercera ciudad más grande de Australia.

Australia registra unos 28.500 casos de Covid-19 y 909 muertes, para una población de unos 25 millones de habitantes

Este confinamiento supone una vuelta a las restricciones de marzo: los habitantes deben quedarse en su casa y ponerse la mascarilla cuando salgan por necesidad.

Este viernes, el estado de Queensland no registró ningún nuevo caso de transmisión comunitaria, dijeron autoridades, informó la agencia de noticias AFP.

Por su parte, el primer ministro australiano, Scott Morrison, aplaudió la medida porque considera imprescindible actuar rápido para detener la propagación de la nueva variante del virus en el país. “Esto va a ahorrar mucho tiempo”, explicó en Twitter.

Morrison anunció el jueves su intención de adelantar a febrero las campañas de vacunación contra el coronavirus.

Fuente: https://www.telam.com.ar/notas/202101/540973-australia-confinamiento–coronavirus.html